Los Arcángeles

 

Vivimos y nos movemos en un universo, donde todo esta en un perfecto orden, donde todo esta en un exacto lugar, y donde todo funciona en correspondencia, de forma exacta y precisa en todos los planos. Basta con echar una mirada a nuestro alrededor para percatarnos de esta verdad.

Toda esta exactitud y perfección no pudo ser así por casualidad, todo tiene que responder a un orden, a un plan, a una mano creadora, con un plan determinado.

Todos aceptamos (de una u otra manera) la existencia de un creador, omnipotente y omnipresente detrás y en todo lo creado.

Nosotros como seres humanos llevamos implícitas, casi inconscientemente esta verdad, de que formamos parte de algo, y a lo que pertenecemos, y lo buscamos. Todos de una u otra manera, buscamos las respuestas a nuestra existencia, y hemos “aprendido” o “descubierto”, que en efecto formamos parte importante en ese plan divino, donde somos por así decirlo, la criatura para quien todo fue hecho (por lo menos en el planeta tierra).

Todas las religiones nos hablan de que somos nosotros los seres humanos, las criaturas preferidas del creador, a quienes nos doto de la inteligencia con el propósito de que llegáramos a tener cierto dominio o control sobre las demás criaturas de la tierra, el mar y el cielo.

Jesús a lo largo de todo su ministerio, demostró que el hombre como individuo era lo más importante en su misión y en el plan divino. Por nuestra parte, tenemos la encomienda de buscar nuestro crecimiento y búsqueda de la fuente de todo lo creado.

Si como sabemos, vivimos y nos desarrollamos en un universo perfecto, y que somos como raza, para quien fue creada tanta perfección, y si sumamos a esto, que nuestro creador tiene en su plan, nuestro crecimiento y reencuentro con EL, seria absurdo pensar que nos dejaría solos en esta búsqueda.
Dios nuestro creador, desde los confines del tiempo, siempre ha buscado dejar señales para que lo encontremos, siempre se ha valido de mensajeros para inspirarnos y guiarnos por el sendero que nos conduce hacia El, ha dispuesto incluso que estos mensajeros nos protejan de todas las fuerzas que tratan de desviarnos de nuestro camino.

Estos mensajeros encargados de iluminarnos, guiarnos y protegernos son los Ángeles y los Arcángeles.

En la Biblia vemos como son ellos los Ángeles y los Arcángeles, quienes están encargados de traer el mensaje, la revelación y la anunciación ante los escogidos por Dios. Son los que sirven a Jesús después de las tentaciones en el desierto, y son protagonistas junto al Cordero en las narraciones del Apocalipsis.

Hay que destacar, que esta función de mensajeros, la desempeñan con todos y cada uno de nosotros, solo tenemos que abrirnos a su energía y pedir por su asistencia en nuestras vidas, para que se manifiesten, a veces en forma explicita y sin dudas, otras en forma sutil, por lo que tenemos que estar atentos para poder leer sus señales en todas y cada una de las situaciones en nuestro diario vivir. Ellos como portadores de la gracia divina siempre están dispuestos y esperando por nuestro llamado. Están esperando por nosotros para satisfacer nuestras necesidades, siempre de acuerdo al plan divino y a nuestro más elevado propósito.

 

 

Otros Arcángeles

En las Sagradas escrituras solo reconocen a tres; Arcángel Miguel, Arcángel Gabriel y Arcángel Rafael. En otros textos apócrifos, se mencionan otros cuatro; Uriel, Barachiel ó Baraquiel, Jehudiel, y Saeltiel. Y en los textos de la Nueva Era nos mencionan al Arcángel Jofiel, Chamuel y Zaquiel. También nos mencionan al Arcángel Metatron.

Si somos seguidores de la devoción por los Arcángeles, a veces podemos confundirnos en ubicar a los que no están en la devoción popular como si lo son Miguel, Gabriel y Rafael.

Y con el creciente despertar espiritual el ser humano siente un llamado a conocer más estas energías Celestial que están para ayudarnos y poder seguirlos en sus virtudes encomendadas por Dios para poder pedirle correctamente.

La investigación seria larga en textos apócrifos para conocer un poco mas sobre los menos mencionados y seguir información mencionada en la nueva era , a veces nos confunden un poco ya que le atribuyen virtudes que ya estábamos acostumbrados o en conocimiento de otro Arcángel.

Les traigo una información básica de algunos nombres de otros Arcángeles solo para que la tengan como punto de referencia y al que le resuene seguirá su devoción y vivir una experiencia de conocimiento. Solo se que todo esta en sincronía en estos momento de tanta apertura espiritual del ser humano en búsqueda de su Divinidad.

©María Sedano

 

ENOCH I (Ethiopic Enoch)

 

 GNÓSTICOS   CRISTIANOS 

1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
Uriel
Rafael
Raquel (Ruhiel, Ruagel, Riahel)
Miguel
Zerachiel
Gabriel
Remiel
  1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
Miguel
Gabriel
Rafael
Uriel (=Phanuel)
Barachiel
Seatiel
Jehudiel
 

ENOCH (Hebrew Enoch)

 

GREGORIO EL GRANDE

1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
Miguel
Gabriel
Shatqiel
Baradiel
Shachaquiel
Barqiel (Bardiel)
Sidriel (or Pazriel)
  1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
Miguel
Gabriel
Rafael
Uriel
Simiel
Orifiel
Zachariel (Zaquiel)
 

TESTAMENTO DE SALOMÓN

 

PSUEDO-DIONYSIUS

1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
Miguel
Gabriel
Uriel
Sabrael
Arael
Iaoth
Adonael
  1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
Miguel
Gabriel
Rafael
Uriel
Chamuel
Jophiel
Zadkiel
 

IN GEONIC LORE

 

MAGIA DE TALISMANES

1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
Miguel
Gabriel
Rafael
Aniel
Kafziel
Samael
Zadkiel
  1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
Zaphkiel
Zadkiel
Camael
Rafael
Haniel
Miguel
Gabriel
 

 

 

 

 Copyrightę 2005- Dimensiˇn Angelical Designed, arts and images by Maria & Juan Sedano